I.C.F.A.:

Actualidad ICFA

Homolgación de capturas y validación de eventos.

Galería de fotos:
En la galeria podrás ver las capturas realizadas por nuestro grupo de amigos.
Relatos y aventuras:
En este apartado podrás leer los relatos de nuestros viajes y aventuras.
Descubre España:
La guía más completa de los mejores destinos para la práctica del Carpfishing.
Lugares:
Conoce los mejores lugares de pesca de España.
Publicaciones:
Informarte sobre diferentes revistas nacionales y internacionales.
Videos:
Disfruta de los mejores videos de pesca.
La carpa

Hemos recibido muchas consultas sobre las variedades, el tamaño y el crecimiento de las carpas en España. Esperamos pues con este articulo poder dar contestación a la pregunta más recurrente: ¿Por qué en España no es tan frecuente capturar grandes ejemplares como en otros países Europeos? Hay varias razones por las cuales no se capturan demasiados ejemplares grandes, razones históricas, genéticas, alimenticias, climatológicas..., y la pesca con muerte. Para entender mejor la actualidad de la carpa en España analizaremos todos estos factores individualmente y en su conjunto.

El Cyprinus carpio y su origen

La carpa que nosotros llamamos “carpa común salvaje” ( cyprinus carpio ), tiene su origen en Asia, para ser más concretos en el área que actualmente conocemos como China y los países colindantes. Tanto entonces como en la actualidad se pueden encontrar en todos los grandes lagos y ríos de la región, incluido el gran Río Amarillo. En la actualidad sigue siendo una gran fuente de alimentación de las poblaciones cercanas al agua, y por la gran demanda existente se crían también en piscifactorías.

Breve Historia de la carpa en Europa

Para entender mejor de lo que estamos hablando lo mejor es que podemos hacer es echar una mano a los libros de Historia. Los primeros en introducir las carpas en Europa fueron los romanos y los griegos. En esta época las carpas fueron reproducidos en su forma original y se hicieron repoblaciones en muchos ríos y lagos de Europa con fines alimenticios, pero todavía no se puede hablar de una repoblación consciente y organizada. Posteriormente fueron los monjes de Europa central en la Edad Media, los que motivados por el frente de hambre que azotaba el continente, vieron en la carpa una auténtica fuente de alimentación, fácil de mantener y reproducir. Los monjes fueron los pioneros en llevar a cabo mediante métodos naturales de reproducción y selección de especímenes. Para rentabilizar todavía más la producción, primeramente se dedicaron a hacer una selección de las carpas más grandes. Cruzando siempre los ejemplares más grandes de cada puesta consiguieron aumentar el tamaño medio de la especie. Otro paso posterior (o simultaneo, según autores) fue seleccionar ejemplares con anomalías genéticas, para ser más concretos seleccionaban ejemplares con falta de escamas, volviendo a cruzar estos ejemplares centenares de veces y seleccionando siempre los ejemplares con menos escamas llegando prácticamente a ejemplares “desnudos”. El objetivo de todos estos cruces, que hoy en día llamaríamos manipulación genética, era conseguir carpas muy grandes con mucha carne y pocas escamas, más fáciles de limpiar. Durante toda la Edad Media fueron distribuidas por toda Europa y aunque parezca mentira, Inglaterra (la cuna del carpfishing ) fue el último país repoblado (1514 Leonard Mascal). Después de la Edad Media se produjo un gran parón hasta que a finales del siglo XIX comenzó lo que podríamos llamar revolución genética. Gracias a Mendel y a otros biólogos, los conocimientos genéticos evolucionaron mucho, así que no era necesario experimentar y esperar los resultados durante años. Los cruces y las fecundaciones pasaron a hacerse directamente en el laboratorio, pudiendo así realizar una selección más rápida y efectiva. En la actualidad se actúa directamente sobre el embrión, pudiendo elegir de antemano variedad, anatomía, sexo, etcétera.

Breve Historia de la carpa en el mundo

En el resto de los continentes la introducción de la carpa ha sido bastante posterior a Europa. Oficialmente fueron introducidas en EE.UU. (1831), Canadá (1876) y posteriormente en el continente africano, las primeras provinieron de Alemania en 1859. Posteriormente en 1914 fueron introducidas en Madagascar. En 1925 en Marruecos y en los lagos de Zimbabwe procedentes de Francia. En Egipto fueron introducidas en 1939 procedentes de Indonesia. Las aguas de Nigeria, Ruanda, Ghana, Uganda, Rep. Centroafricana y Camerún fueron repobladas con carpas provenientes de Austria. Sudán con carpas de la India. Así que hoy en día todo el continente cuenta con la presencia de este pez. Australia fue el ultimo continente por colonizar a principios del siglo XX. En Norteamérica y Australia este pez está mal visto debido a su gran proliferación y a los daños que ha ocasionado en cultivos y reservas de agua potable. Allí no goza de la categoría de pez deportivo, todo lo contrario, es perseguido y se está intentando erradicar completamente.

Breve Historia de la carpa en España

Volvamos al tema que nos interesa, que es la carpa en España. En nuestro país nadie se molestó en hacer manipulaciones genéticas, simplemente fueron introducidas por los romanos en su forma original, lo que hoy en día denominamos “carpa salvaje”. Durante varios siglos, bien por la ayuda del hombre o por sí solas (riadas) fueron poblando toda la Península. Hasta principios del siglo pasado no tenemos constancia de que se hicieran repoblaciones, por lo menos oficialmente. Posteriormente entre los años 1920-30 se hicieron repoblaciones no oficiales, el origen y la genética de las mismas es desconocido. Entre los años 1953-1963 el Servicio Nacional de Pesca Fluvial y Caza llevó a cabo repoblaciones masivas de carpas royales en toda la Península Ibérica. Las carpas utilizadas en la repoblación provenían de una piscifactoría de Aranjuez que importó especímenes de Alemania y Holanda. Desde entonces hasta la fecha de hoy se ha continuado haciendo. En algunos embalses españoles todavía se pueden encontrar grandes poblaciones de estas carpas o por los menos ejemplares de cruces con carpa salvaje, que siguen manteniendo las características genéticas y se distinguen claramente de la carpa que pescamos habitualmente. Como habíamos mencionado anteriormente en el capítulo de genética, la tendencia es volver a sus orígenes, así que con el paso de las décadas los rasgos característicos de los ejemplares genéticamente manipulados van desapareciendo gradualmente, la velocidad de la desaparición de estos rasgos dependerá del número de veces que se hallan producido los cruces y de la pureza de los ejemplares originales.

La carpa en la actualidad

Hoy en día casi todas las aguas peninsulares están pobladas por carpas. España es una auténtica “ensalada genética” y sólo en muy pocos lugares se pueden encontrar ejemplares puros, tanto de una variedad como de otra. En Europa no es extraño la captura de carpas de 25 kilos y hay bastantes embalses donde se pescan con regularidad carpas de 25 a 35 kilos. En España no es frecuente la captura de grandes ejemplares, pero sí podemos estar orgullosos de la abundancia de carpas entre los 5 y 10 kilos (en algunos embalses hemos pescado en un solo día más de veinte ejemplares de estas dimensiones). La gran mayoría de los embalses y ríos están poblados por carpas comunes que no suelen superar los 13 kilos. La no abundancia de especímenes gigantes en gran medida es debida a la genética, pero también son culpables todos aquellos pescadores no deportivos, que se llevan los peces a su casa o pueblo para mostrarlos como trofeos. La mentalidad está cambiando y cada vez son más los pescadores deportivos que se dan por satisfechos con una buena foto y después devuelven el pez al agua, con la ilusión de poder capturarlo en el futuro con algunos kilos más.

Dónde encontrar las mejores carpas

Aparte de la excepción de algún embalse aislado, las provincias que reúnen las mejores condiciones y donde se han capturado mayor número de las diferentes variedades son:

Comunes. Madrid, Castilla la Mancha, Andalucía, Extremadura y el Ebro.

Royales y Lineales. Madrid, Castilla la Mancha, Andalucía y Extremadura.

Incluyendo estas provincias privilegiadas éstas son las probabilidades y cuotas de éxito de pesca, el factor suerte no está incluido.

4 a 8 kilos. Hay cientos de ejemplares, en algunas provincias para sortear los ejemplares mas pequeños hay que utilizar montajes dobles o cebos grandes.

8 a 11 kilos. Hay muchos ejemplares, pueden suponer hasta el treinta por ciento de un embalse bueno.

11 a 13 kilos. Normalmente hay que dedicarle bastantes jornadas, pero es factible.

13 a 16 kilos. Hay que buscar un embalse realmente bueno y dedicarle muchas jornadas de pesca.

16 a 18 kilos. Un embalse bueno, muchas jornadas de pesca y bastante suerte.

18 a 22 kilos. Difícil, difícil, difícil. Embalse muy bueno e infinidad de jornadas y mucha suerte.

25 a 30 kilos. Sólo para unos cuantos privilegiados, es mas fácil tener seis aciertos en la lotería primitiva.

Más de 30 kilos. Los milagros existen, y si la salud nos acompaña podemos esperar hasta los 80 años. El record de España esta en Orellana, con una carpa común de 33.5kg pescada en Orellana en marzo del 2008.

La pesca sin muerte

En Europa la pesca con muerte prácticamente es inexistente, excepto sobre alguna especie concreta. La gran mayoría de los pescadores son deportivos y practican la pesca sin muerte. Gracias a esta actitud durante generaciones, ha sido posible que muchas especies alcancen tamaños espectaculares. En España lamentablemente la pesca sin muerte no esta muy extendida, los pescadores no deportivos se llevan la pesca a casa o al bar para que los amigos puedan ver lo “buenos” que son. En el caso de la carpa la mayoría de estas capturas excepcionales acaban en el cubo de basura y en el mejor de los casos se las comen. Pero no estamos en época de hambre o de posguerra en la que tengamos la necesidad de comernos un pez tan poco apetitoso, además, cuanto más grandes el sabor es más desagradable. Si todos los pescadores cambiaran de mentalidad y devolvieran las capturas con vida al agua, en pocos años España se convertiría en un autentico paraíso de pesca.

Factores de crecimiento, la Genética

Antes de comenzar a hablar de genética, debemos explicar el concepto de “pureza”. La denominación de “pureza” realmente sólo sería correcto utilizarla para la carpa común salvaje, por ser el punto de origen de las demás variedades. Pero los genéticos utilizan también este concepto para ejemplares o variedades donde el gen dominante se denomina “puro”, así que cuando hablemos de una “carpa royal pura” no significa que la carpa sea un ejemplar “puro”, sino que el gen dominante responsable del crecimiento de las escamas es de carácter royal. La suma de todos los genes dan el resultado final de la anatomía y demás rasgos específicos de la carpa. Como no podemos analizar los elementos no visibles como el comportamiento o carácter, que son más difíciles de evaluar o de demostrar científicamente, nos centraremos en los rasgos anatómicos visibles que son la forma del cuerpo, cabeza, aleta caudal y las escamas. Para que os podáis hacer una idea vamos a explicar con algunos ejemplos genéticos el recubrimiento del cuerpo por escamas, este ejemplo también es valido para los demás rasgos anatómicos de una carpa y la suma de todos son los que genes son los que le darán a cada individuo sus rasgos propios.

 

Variedad

Estado

Código genético

 

Códigos genéticos

Letra

Carpa salvaje

Puro

Eenn

 

 

Carpa común

Impuro

Eenn

 

Dominante escama

E

Carpa lineal

Puro

EENn

 

Recesivo escama

e

 

Impuro

EeNn

 

Dominante no escama

N

Carpa royal

Impuro

Eenn

 

Recesivo no escama

n

Carpa cuero

Impuro

EeNn

 

 

 

Cada especie o raza tiene unos rasgos genéticos dominantes. En los humanos el color oscuro predomina sobre el claro, tanto en el color de los ojos, piel y pelo. En los animales funciona de la misma forma: cada rasgo anatómico está basado sobre genes dominantes o recesivo. El biólogo alemán Mendel fue el que elaboró la teoría genética con las tablas de calculo. Elaborar una tabla de cruces genéticos es muy complejo, porque no sólo intervienen los rasgos genéticos visibles de los padres, sino también los rasgos no visibles o genes ocultos que provienen de nuestros abuelos y antepasados. Aunque el tema es apasionante sólo voy a poner un breve ejemplo: Una pareja de padres muy rubios tienen un hijo moreno. ¿Ha sido el butanero? No, simplemente es que aunque los padres externamente sean rubios, dentro de su código genético oculto tienen genes morenos, al juntarse estos genes puede dar como resultado un hijo moreno.

 

Combinaciones genéticas interesantes

 

 

 

 

 

Escama puro X Escama puro

100%

Escama puro

Royal X Royal

100%

Royal

Escama impuro X Escama impuro

25%

Escama puro

 

50%

Escama impuro

 

25%

Royal

Lineal impuro X Cuero

25%

Lineal impuro

 

37,25%

Royal

 

12,50%

Escama impuro

 

25%

Mortandad

 

 

 

Lineal impuro X Lineal impuro

25%

Lineal impuro

 

25%

Mortandad

 

18,75%

Royal

 

12,50%

Lineal puro

 

12,50%

Escama impuro

 

6,25%

Escama puro

 

 

 

Lineal puro X Royal

25%

Lineal impuro

 

25%

Escama impuro

 

12,50%

Lineal puro

 

12,50%

Escama puro

 

12,50%

Royal

 

12,50%

Cuero

Lineal impuro X Royal

25%

Lineal impuro

 

25%

Escama impuro

 

25%

Cuero

 

25%

Royal

Muchos son los que piensan que para obtener carpas cuero es necesario cruzar ejemplares de carpas royales con pocas escamas. ¡Pues no es correcto! La carpa cuero es el resultado del cruce de una carpa lineal con una carpa royal. De este cruce se puede obtener como máximo un veinticinco por ciento de crías de carpa cuero con el patrón eeNn. Esta es la razón por la que este tipo de carpa es tan preciado y tan escaso, además con el gravamen de que esta circunstancia en la Naturaleza es prácticamente imposible que se produzca. El resultado de cruzar carpas cuero entre sí, curiosamente, da lugar a carpas comunes, royales y un alto porcentaje de mortalidad, pero nunca carpas cuero. ¡Caprichos de la Naturaleza! Existen diferentes tipos de cruces que no se realizan debido a que se produce un alto grado de mortandad: por ejemplo todos los ejemplares con el patrón ..NN no están adaptados para sobrevivir.

Consecuencias de la manipulación genética

La manipulación genética evidentemente tiene su lado positivo, pero también tiene sus partes negativas como sucede en cualquier otra cría de animales. Además de la alta mortandad que se produce, que realmente no es relevante cuando pensamos que cada puesta asciende a varios millones de individuos, también lleva a malformaciones como carpas comunes sin aleta dorsal, doble aleta caudal, comunes con una escama gigante o peces con la columna vertical en forma de “S”, etcétera… Lo que nosotros llamamos las “carpas Chernobyl”. Olvidando todas estas malformaciones vamos a proceder a hacer una comparación de la carpa salvaje y la común con las demás variedades. Las informaciones para hacer esta comparación provienen de estudios realizados por biólogos y en ellos se puede observar claramente que las carpas comunes son mucho más resistentes que el resto de las variedades, por lo cual son más aptas para adecuarse a nuevos espacios naturales y a diferentes condiciones ambientales. Todo esto viene a demostrar que la intervención humana todavía no es tan perfecta como para pretender crear un nuevo ser en un espacio corto de tiempo..., cuando la Naturaleza ha tardado millones de años en perfeccionar una especie. “La naturaleza es sabia” y siempre tiende a volver a su forma original, que es la que más garantías de supervivencia ofrece.

 

Parámetro

Común

Royal

Lineal

Cuero

Ventajas :

 

 

 

 

 

 

Peso medio en gramos con 2 años

100

94

86

83

Mayor crecimiento, más peso

Número de arcos de branquias

25

24

20

19

Respiración con déficit de oxigeno

Media dientes faríngeos

9,22

9,58

7,63

7,44

Facilidad en dieta (alimentos duros)

Potencial de reproducción

100

76

39

19

Mayor garantía de supervivencia

Hemoglobina (glóbulos rojos)

9,02

8,87

8,18

8,28

Respiración con déficit de oxigeno

Temperatura máxima crítica

37,6

37,5

36,8

36,6

Mayor resistencia a temperaturas

Supervivencia con déficit de oxigeno

210 min.

210 min.

132 min.

132 min.

Mayor garantía de supervivencia

La tabla realmente habla por sí misma y a primera vista se puede apreciar la gran diferencia entre la carpa común y el resto de las variedades, sobre todo en comparación con las lineales y las cuero. La única variedad que no se diferencia mucho de la común es la royal, por esta razón son las dos variedades mas frecuentes. Si comparamos las comunes y las royales con las otras dos variedades, queda bien claro que las posibilidades de supervivencia de las primeras son mucho mayores, porque están más capacitadas para adaptarse al entorno. Antiguamente se pensaba que las carpas sin escamas, o con pocas escamas, crecían más, pero según los últimos estudios realizados se ha podido probar que esta teoría no es correcta. En dichos estudios recientes se ha podido constatar que el crecimiento de las carpas royales incluso está un poco por debajo de las comunes y que las lineales, y las cuero crecen bastante menos. El dato más curioso de este estudio, es que por lo visto en una puesta de carpas royales un mayor número de ejemplares alcanzan mayor peso que en una puesta de carpa común.

Alimentación y crecimiento

El factor alimenticio es de gran importancia, porque de él depende en gran medida el crecimiento. Con escasez de comida, incluso los ejemplares de “genética grande” que podrían alcanzar los 30 kilos no llegarían a los 20 kilos. Por otra parte, si tenemos un embalse de condiciones favorables, con una antigüedad de más de treinta años y con abundancia de comida, todavía no sería garantía de existencia de grandes ejemplares. El factor realmente determinante en este caso sería la genética: si es mala o si son carpas salvajes, el peso de las carpas no superará los 15-18 kilos.

Factores climáticos

Otro factor que hay que tener muy en cuenta es el calor: cuando más calor hace la temperatura del agua sube y la actividad de la carpa aumenta. La carpa es de sangre fría y necesita el calor para estar activa. El factor mas positivo de España, es que disfrutamos de temperaturas altas casi todo el año, incluso en el interior de la Península. A principios de marzo los embalses del interior alcanzan una temperatura de 10º C (según los estudios realizados a partir de esta temperatura las carpas comienzan a estar activas). Evidentemente hay excepciones, nosotros hemos hecho capturas con temperaturas de 6º C e incluso se han conseguido capturas con menor temperatura, pero la verdad es que son casos poco frecuentes y muy difíciles. El aumento progresivo de la temperatura acelera el proceso de alimentación y de digestión hasta que se alcanzan temperaturas cercanas a los 25º C. A partir de este momento, cuanto más suba la temperatura, menor será la actividad. Las altas temperaturas provocan en la carpa un estado de inactividad debido a que el consumo energético es mayor que la cantidad de calorías que pueden obtener alimentándose. En estas situaciones, sobre todo en los meses de julio y agosto, la carpa permanece largas horas inactivas.

Enemigos naturales

Las consecuencias negativas de temperaturas tan elevadas, es que las carpas se reproducen varias veces al año, provocando así una altísima densidad de peces. Con tantos peces el alimento se hace escaso y afecta negativamente en el crecimiento. El otro gran enemigo son las grandes sequías, que hacen bajar de tal forma el nivel y la calidad del agua que los peces terminan muriendo por asfixia o el embalse acaba secándose completamente.

Los tres factores responsables del crecimiento

Los factores responsables del crecimiento de las carpas son la genética, la alimentación y la climatología. De la interacción de todos estos componentes dependerá el resultado final. Si todos los componentes son óptimos el crecimiento será máximo, si todos son negativos el crecimiento será mínimo. Para desgracia nuestra, muy pocas veces se reúnen todos los componentes óptimos y por suerte no es demasiado frecuente que se reúnan todos los negativos. Vamos a mostrar sobre un gráfico las diversas cuotas de crecimiento en relación a los factores, partiendo siempre de una edad de cinco años que es el momento en el cual el crecimiento más se acelera y se pueden ver más claramente las diferencias. Esta tabla está basada en experimentos hechos con carpas comunes. Para poder acercar esta estadística todavía más a la realidad debemos poder sumar al peso de la tabla un veinte por ciento, así podremos compensar la diferencia causada por otros factores no tan relevantes y quedará ajustado a la realidad del embalse.

 

Edad

5 años

10 años

20 años

30 años

 

 

 

 

 

Muy desfavorables

1.600 gr.

4.100 gr.

9.100 gr.

14.000 gr.

Desfavorables

2.800 gr.

6.800 gr.

14.800 gr.

22.800 gr.

Normales

3.200 gr.

7.700 gr.

16.700 gr.

25.700 gr.

Muy favorables

5.000 gr.

12.500 gr.

27.500 gr.

42.000 gr.

El crecimiento y la edad

A final de su tercer año, la media de peso de la carpa común es de un kilo. A partir de este momento el crecimiento es muy rápido, llegando a duplicar su propio peso en un año. En estado salvaje la edad límite estimada es de unos treinta años, y en cautividad algunos ejemplares han alcanzado los cuarenta y dos años. Una larga vida no significa un mayor tamaño, el crecimiento y el aumento de peso finaliza alrededor de los veinte o veinticinco años, a partir de esta edad comienzan a mantener o perder peso, según lo benigno que halla sido el año. Así que ya sabes..., no todos los lugares pueden albergar carpas récord, y que esto suceda nunca es producto de la casualidad. Una vez más, nuestro conocimiento del entorno y de la especie, serán las claves para conseguir ese deseado gran ejemplar.

Diferentes variedades de carpas

Carpa salvaje y carpa común

El cuerpo de ambas variedades está cubierto completamente por escamas ordenadas, pero aún así es fácil de diferenciar una carpa salvaje de una carpa común genéticamente manipulada. En los ejemplares pequeños es difícil de apreciar las diferencias anatómicas, pero a medida que van creciendo la diferencias se hacen mas visibles: El cuerpo de la carpa salvaje adulta es muy alargado y aerodinámico, la carpa común tiende a crecer mas a lo ancho y a lo alto. La coloración de las escamas de la carpa salvaje es más oscura, las carpas comunes tienen colores mas vivos (dorados, plateados). Los labios de la carpa salvaje son mucho mas gruesos y robustos, esto es debido a que en la Naturaleza los necesita para remover fondos duros, arrancar plantas y poder comer especies como el cangrejo que de otra manera les dañaría el labio. La carpa común tiene los labios más pequeños y menos robustos, esto es debido a la cría en cautividad durante siglos donde las han alimentado y no les ha hecho falta desarrollar. Los ejemplares grandes de carpa salvaje tienen la cabeza pequeña y proporcional al tamaño del cuerpo y la frente poco abultada, en cambio la común desarrolla más la cabeza y la frente abultada. La carpa salvaje es mucho mas musculosa y presenta una lucha mucho mas violenta, la lucha de una carpa salvaje de ocho kilos puede comparase a la lucha de una común de doce kilos. El crecimiento de las carpas salvajes es mucho más lento que el de las carpas comunes, además es poco recuente que la carpa salvaje pura supere los 18 kilos en libertad, en cambio la común puede superar los 30 kilos. El siguiente esquema muestra el crecimiento en gramos, la “V” representa el peso después del verano. Si la puesta ha sido en abril, en octubre una carpa de “2V” tiene una edad de un año y medio.

 

 

2V

3V

4V

5V

V6

Salvaje

253

655

985

1385

1806

Común

683

1626

2742

3728

4798

Hoy en día es difícil de encontrar en nuestras aguas ejemplares puros de carpa salvaje, puesto que la mayoría se ha cruzado con la carpa común dando origen a híbridos.

Comunes de diferente colorido

 

Dentro del grupo de “carpas comunes” hemos capturado ejemplares de diferentes colorido. Algunas son de color gris pálido, gris plateado, doradas y otras con tonos rosados, rojizos y anaranjados. Estos tonos sobre todo son reconocibles en el abdomen y en las aletas caudales. En algunos embalses como el de Ribarroja se han capturado ejemplares de color negro, muy bonitas y poco frecuentes (de esta variedad de carpa no tenemos constancia de ejemplares de más de 15 kilos, la más grande pescada por nuestro equipo, la capturó Gabriel el verano pasado con un peso de 12 kilos).

 

Carpas royales o de espejo

 

El cuerpo de la carpa royal tiene algunas escamas repartidas desigualmente por la superficie de su cuerpo, quedando siempre superficies de piel sin cubrir por escamas. Las escamas en un mismo individuo pueden ser de diferentes formas y tamaños, a menudo forman grupos de escamas iguales o desiguales o están completamente aisladas.

 

 

 

Full scaled o carpa “pastel”

 

El cuerpo de este tipo de carpas está prácticamente cubierto por escamas grandes y casi siempre muestran un dibujo desigual. Algunos ejemplares tienen el cuerpo cubierto de escamas grandes correctamente alineadas, tanto que parecen carpas comunes de escamas grandes. Este tipo de carpa no esta considerada como variedad propia y está englobada dentro de la variedad de carpas royales.

 

Carpa de cuero

La carpa cuero es la que realmente debería carecer completamente de escamas, pero es muy poco frecuente que se dé este caso. Dentro de esta variedad de carpa se aceptan los ejemplares que tienen alguna escama aislada en el lomo o antes de la aleta caudal, siempre que la parte central del cuerpo este exento de escamas. En España esta variedad no existe, pero se han capturado ejemplares de carpa royal con tan pocas escamas que podrían pasar por carpas cuero.

 

 

Carpa lineal

 

La variedad pura de carpa lineal presenta una sola línea de escamas que van en línea desde la cabeza hasta la cola. También se acepta como “pura” las que tienen una línea doble. Si además de tener la línea, tiene algunas escamas aisladas repartidas por el cuerpo se clasifican como “impuras”.

 

 

 

 

 

Podrás encontrar más información en el Federpesca Nº 87 de enero 2004