I.C.F.A.:

Actualidad ICFA

Homolgación de capturas y validación de eventos.

Galería de fotos:
En la galeria podrás ver las capturas realizadas por nuestro grupo de amigos.
Relatos y aventuras:
En este apartado podrás leer los relatos de nuestros viajes y aventuras.
Descubre España:
La guía más completa de los mejores destinos para la práctica del Carpfishing.
Lugares:
Conoce los mejores lugares de pesca de España.
Publicaciones:
Informarte sobre diferentes revistas nacionales y internacionales.
Videos:
Disfruta de los mejores videos de pesca.
Pesca a distancia

A menudo es imprescindible pescar a distancia para poder obtener buenos resultados. Para ello tenemos dos posibilidades, la de sacar el cebo en barca o la de realizar un lance a distancia. En un capitulo anterior ya os explicamos como se sacaban correctamente los cebos en barca. A continuación os hablaremos sobre los materiales más indicados para lograr un buen lance y dejaremos para más adelante el aspecto técnico de lance.

MATERIAL:

Para poder realizar un lance a larga distancia es imprescindible el uso del material de calidad, de nada nos servirá una técnica depurada si el material no es el adecuado. Por supuesto lo ideal y más preciso sería sacar los cebos en barca y depositarlos en el lugar exacto, pero francamente este procedimiento es muy pesado y cansino, sobre todo si pescamos durante varios días y tenemos en cuenta que en ciertas ocasiones tenemos que cambiar los cebos cada dos o tres horas. Si el punto clave está a más de 120 metros de distancia de la orilla, casi todos estaremos obligados a sacar el cebo en barca, excepto algunos privilegiados. Si la distancia esta comprendida entre los 100 y los 120 metros de distancia merecerá la pena hacer un esfuerzo en mejorar nuestra técnica de lance y comprar el material adecuado para alcanzar estas distancias. Con un equipo de calidad media prácticamente todo el mundo puede alcanzar una distancia de 100 metros pero a partir de este límite la cosa se pone difícil. No solo nos referimos a que un lance ocasional supere esta distancia, sino que prácticamente casi todos los lances superen esta barrera y además caigan con exactitud en el sitio elegido.

DESCRIPCION DE CAÑAS

Para la realización de buenos lances es imprescindible el uso de cañas apropiadas, ahora viene la pregunta: ¿qué entendemos por cañas apropiadas? Lo primero y primordial al margen de las libras o potencia que tenga, es la calidad de la misma. Si la caña no es de calidad se romperá con facilidad debido a la fuerza extrema a la que será sometida. La dificultad principal para describir la caña ideal reside en que lo más importante es que esté hecha a la medida del pescador que la va a utilizar, o sea, a sus características personales. A parte de la calidad de la propia caña sobre todo influyen los siguientes factores: la técnica de lance, la fuerza de lance ejercida por el pescador, la longitud de la caña, la estatura del pescador y el resto del material utilizado. Hablar sobre qué cañas son las más idóneas es un tema delicado, ciertamente la mayoría de carpistas no se ponen de acuerdo. Vamos a exponer una versión en termino medio, en la cual prácticamente todos están de acuerdo. Para ello pondremos como ejemplo un pescador de nivel medio con ciertas cualidades físicas y técnicas. Estatura de un 1.80 metros , peso alrededor de 80 kg ., nivel medio de técnica de lance y con bastante fuerza. Longitud de la caña: Cuanto más largas sean las cañas mejor, porque el ángulo de lance será mayor y el recorrido también. Cuando mayor es el recorrido, la fuerza generada será mayor. Traducido esto al carpfishing quiere decir que es recomendable utilizar cañas largas de 3.90 metros . Potencia: Esto va un poco en relación al fabricante, normalmente cuantas más libras de potencia tenga la caña, mayor será su grosor. Cuando más gruesas suelen ser más rígidas. La rigidez es positiva para las personas que tienen mucha fuerza y que consiguen convertir esta rigidez en potencia. Para alguien con menos fuerza es mejor que la caña sea menos rígida, porque la rigidez va en su detrimento. Es importante que la caña tenga muchas anillas para que la fuerza ejercida se reparta mejor a lo largo de toda la longitud de la caña, en una caña de 3.90 metros lo ideal serían unas 6 ó 7 anillas bien repartidas. Las cañas de 6 anillas suelen tener la de anilla de salida grande, en cambio en la de 7 anillas la anilla de salida es más pequeña. Como siempre no hay unidad de criterio por parte de los especialistas y como en la variedad esta el gusto, que cada uno elija la que prefiera. La potencia esta traducida en libras, según el fabricante y la calidad del material, estamos hablando de cañas de una potencia comprendida entre las 3lbs y 3½lbs. Acción: Según la técnica de lance utilizada y la fuerza del lanzador, deberá ser elegida la acción. Algunos son de la opinión de que las cañas de acción “semi parabólica” son las más adecuadas y otros las prefieren de acción en punta. Es una elección que cada uno debe de tomar por si mismo, eso si, todos los carpistas coinciden es que las cañas parabólicas no son aptas para realizar lances a distancia.

DESCRIPCION DE LINEA

La elección de una buena línea para realizar un lance a distancia es muy importante, para este menester deberemos buscar el monofilamento más adecuado, que deberá reunir ciertas condiciones. No se trata de batir un record de lance, sino de lograr una buena distancia de lance. El grosor de la línea es uno de los factores que condiciona la distancia del lance. A partir de grosores superiores al 0.40 mm . realizar un lance a distancia se hace muy difícil. Los monofilamentos que normalmente se utilizan para esta práctica suelen variar entre un 0.30 mm ., que se utiliza en fondos limpios y sin obstáculos, hasta un 0.40 mm . que soporta mas fuerza en el lance y es mas resistente cuando nos quedamos enganchados en un obstáculo. Si no hay obstáculos utilizaremos una línea del 30 al 35 que nos permitirá realizar lances a mayor distancia. Para que la línea salga más rápido y con más suavidad le podemos aplicar un spray lubrificante del que se utiliza en la práctica del surfcasting.

Al margen del grosor, la línea utilizada debe de tener las siguientes cualidades:

 

  • Tener poco elasticidad. Una línea con elasticidad impide que la fuerza ejercida en la acción de lance se transmita a lo largo de toda la línea.
  • Que tenga resistencia a la abrasión, porque en la acción de lance se produce una fuerte fricción de la línea con las anillas, sobre todo en la primera anilla y en la puntera. Esta constante fricción provoca un excesivo calentamiento y un deterioro de la línea, que finalmente acaba partiéndose.
  • Que no tenga memoria. Cuanto más gruesa es la línea mayor será la memoria. Los hilos con mucha memoria tienden a salirse con facilidad de la bobina, provocando la formación de ovillos y de bucles que nos ocasionaran tremendos líos o la ruptura de la línea. Si uno de estos nudos o bucles se queda enganchado con una anilla en el momento del lance, incluso puede ocasionar la ruptura de la línea e incluso el de la propia caña. Por lo tanto, si utilizaremos líneas gruesas debemos de prestar atención que sean de calidad y de poca memoria.

PUENTE CON LÍNEAS DE SURFCASTING.

Es frecuente el uso de puentes cuando queremos pescar a mayor distancia. Un puente de mayor grosor nos permite hacer mas fuerza en el lance para poder así llegar más lejos. El principal inconveniente del uso de los puentes, ejemplo un puente hecho con una línea del 0.40 mm . y una del 0.60 mm ., está en el grosor del nudo. A la hora de realizar un puente lo primero que debemos de tener en cuenta es que la diferencia del diámetro de las líneas que vamos a unir no sea muy grande. Es aconsejable que los diámetros de las dos líneas a unir no sea superior a 0.15mm. Cuando se utilizan líneas tan gruesas el nudo que queda es muy grande y en el momento del lance toca las anillas, sobre todo la de la puntera. Este contacto con las anillas frena la salida de la línea principal, que en algunos casos hasta se engancha. Los nudos más frecuentemente utilizados para unir dos líneas de diferente grosor son el de pescador (nudo Grinner doble) y el de nudo de sangre, este segundo es algo menos grueso. Observando la práctica del surfcasting nos dimos cuenta que los pescadores de mar evidentemente se habían encontrado con el mismo problema y habían encontrado una solución. La solución del problema era el uso de puentes de hilo cónico o gradual. Este tipo de puentes suelen ser de unos 15 metros comenzando con un grosor de 0.30mm y acabando en un 0.60mm. Según el grosor de la línea que estemos utilizando cortamos un tramo del puente hasta que coincidan los grosores, entonces haremos uno de los dos nudos anteriormente mencionados, pudiendo así reducir el grosor del nudo, disminuyendo así el roce con las anillas. Los puentes de 15 metros están pensados para la práctica del surfcasting donde se utilizan cañas de cómo mínimo 4.20 metros y carretes muy grandes. Para el uso con cañas de carpfishing recomendamos cortar los últimos 2- 3 metros más gruesos, así evitaremos que la bobina se llene excesivamente, evitando que la línea haga moños por culpa del grosor y por su excesiva memoria.

DESCRIPCION DE LOS CARRETES

Para realizar un lance a distancia es imprescindible el uso de un carrete adecuado, con mucha capacidad de hilo (mínimo 300 metros ) y con una bobina ancha y alta, para que la línea salga con mayor facilidad. Si hablamos de carretes de doble freno (Baitrunner) elijamos aquellos modelos con bobina más grande. No obstante, si lo que queremos es realizar lances largos, tendremos que echar mano de un carrete de tipo surfcasting. Para obtener un resultado óptimo con estos carretes, deberemos rellenar la bobina hasta el borde con un hilo de calidad. Solo por el mero hecho de utilizar un carrete de este tipo podremos ganar bastantes metros en un lance.

DESCRIPCION DEL BAJO Y DEL PLOMO.

El tipo de bajo más adecuado para realizar un buen lance es un bajo lineal. Para la realización de este bajo podemos hacer uso de muchos tipos de plomada, pero preferiremos un plomo alargado de forma cilíndrica, bien equilibrado y con el peso en la cabeza. Nos referimos por supuesto al plomo torpedo, que ya hemos visto en el capitulo dedicado a los montajes. En cuanto al bajo de línea, recurriremos a la colocación en posición terminal. Para realizar un lance a distancia es muy importante que el peso del plomo vaya en relación con la potencia de la caña, no solo por el hecho de que si sobrecargamos la caña se pueda romper, sino también para sacarle el mayor rendimiento. Al margen de las libras que nos indica el propio fabricante, también debemos de tener en cuenta la calidad del material del que están fabricadas y la acción. Debido a la diversidad de cañas que hay en el mercado no podemos entrar en detalles, así que daremos unos consejos generales. Lo mejor que podemos hacer es poner a prueba la caña, lo haremos poco a poco, primero lanzando con plomos más pequeños de 90 gr. para después ir aumentando gradualmente el peso de la plomada. Las cañas semi- parabólicas reaccionan de un modo diferente a las de acción en punta. Una caña de calidad de acción en punta de 3 ½ lb. de 3.90 m . se puede cargar sin problemas con plomos de hasta 130 gr., eso si, para aprovecharla a tope y llegar lejos se requieren mucha fuerza por parte del pescador. En cambio las cañas semi–parabólicas no requieren tanta fuerza para realizar un buen lance, pero nos exigirán una técnica más depurada. Para estas cañas un plomo de 120 gr. suele ser más que suficiente. Tenemos que encontrar el equilibrio, si nos quedamos cortos de plomada no aprovecharemos la potencia de la caña, si sobrepasamos la potencia de la caña el exceso de peso nos quitará potencia.

¡O sea, que a practicar con vuestra caña favorita!

ADAPTACION DEL PLOMO ( Abel y José Sosa)

Muchas veces nos ha surgido el problema de no alcanzar en un lance una zona determinada de pesca. El problema es evidentemente mayor cuando utilizamos hilos más gruesos. En líneas generales aún utilizando un puente más grueso con un hilo del 0.35 no alcanzamos distancias superiores a los 100 metros , como máximo 120 metros Durante una jornada de pesca se nos ocurrió aplicar nuestros conocimientos de pesca en mar, más concretamente en la práctica del surfcasting. Para alcanzar mayores distancias en esta modalidad de pesca se utilizan los típicos plomos cilíndricos, bien con cola de plástico o metálicos fijos. Primero utilizamos este tipo de plomo, de 110 gr. de peso, lanzando con cañas de carpfishing, el resultado de esta prueba fueron lances por encima de los 140 metros . Cuando nos dispusimos a utilizar este plomo con un bajo con boilie nos dimos cuenta que la distancia se reducía otra vez a unos 120 metros , debido al movimiento pendular del boilie que le quitaba aerodinámica. De media habíamos ganado 20 metros de distancia, ¿pero cómo podíamos evitar que el bajo hiciera de freno? La solución era hacer del plomo y el bajo una unidad, o sea juntarlos para evitar la fricción. Así que nos pusimos manos a la obra.

Lo primero que hicimos fue, mediante la ayuda de un torno, rebajar la anchura de la cabeza del plomo. La reducción debe ser aproximadamente de 1,5 cm . Es importante que la reducción sea recta y no cónica, como explicaremos más adelante. A media altura del plomo haremos un pequeño surco que rodeara todo el plomo. El agujero de entrada de la parte delantera es muy estrecho, así que con la ayuda de una broca lo haremos acorde al tamaño del emerillón que vayamos a utilizar. Una vez finalizado el proceso del torneado, si lo deseamos podemos pintar los plomos tipo camuflaje. Como fijar el bajo al plomo: Primeramente ataremos el bajo directamente al emerillón, en este tipo de montaje no se puede utilizar mosquetones. Después haremos un pequeño lazo que sobresalga un poco por encima de la parte que hemos rebajado. A continuación comenzaremos a enrollar fuertemente la línea sobre la zona rebajada.Lo enrollaremos de arriba hacia abajo, de tal forma que el hilo quede enrollado en paralelo y no quede sobrepuesto. Al final estiraremos un poco hasta que el lazo quede por debajo del hilo enrollado. Solo debe de quedar la línea justa para que el anzuelo y el bajo con el hair lleguen hasta la mitad del plomo.Ahora entra en juego el PVA. Atamos una porción de este hilo al emerillon y comenzamos a dar vueltas al plomo en sentido hacia arriba. Es importante que el anzuelo y el hair con el boilie queden a la altura del surco, en el que daremos muchas vueltas con el hilo de PVA para que anzuelo y boilie queden bien sujetos al plomo. Es importante que la punta del anzuelo quede mirando hacia fuera, de lo contrario se puede clavar en el plomo. Despliegue del bajo sobre el fondo: Si hemos hecho bien nuestro trabajo y el bajo queda bien pegado al plomo, podremos alcanzar distancias cercanas a los 140 metros . Una vez que el plomo toque el fondo, esperaremos unos 15 segundos hasta que el hilo de PVA se haya disuelto. Acto seguido recogeremos suavemente dando un par de vueltas con la maneta. El plomo se desplazara unos 20 cm . por el fondo y el bajo se desenrollara perfectamente. Para que el hilo se desenrolle más fácilmente, realmente deberíamos haber rebajado el plomo en forma cónica. Antes lo hacíamos así, pero nos dimos cuenta de que nos perjudicaba. A la hora de enrollar el bajo al plomo muchas veces se nos salía la línea, al igual que en el lance. Finalmente optamos hacer el plomo rebajado a la misma anchura porque se sujetaba mejor la línea. Para que no haya malentendidos, queremos aclarar que el lance que practicamos para alcanzar estas distancias es dando un giro en un ángulo de 180º grados, parecido al del surfcasting. Esta técnica de lance no es tan precisa como la clásica de carpfishing y está mas bien pensada para alcanzar mayor distancia, como pueda ser un cebadero amplio a distancia o el cauce del río. Realizando el lance clásico de carpfishing por encima del hombro con el mismo material, nos quedaríamos en una distancia media de lance de unos 125 metros , más que suficiente!

 

 

 

Podrás encontrar más información en el Federpesca Nº103 de mayo 2005