I.C.F.A.:

Actualidad ICFA

Homolgación de capturas y validación de eventos.

Galería de fotos:
En la galeria podrás ver las capturas realizadas por nuestro grupo de amigos.
Relatos y aventuras:
En este apartado podrás leer los relatos de nuestros viajes y aventuras.
Descubre España:
La guía más completa de los mejores destinos para la práctica del Carpfishing.
Lugares:
Conoce los mejores lugares de pesca de España.
Publicaciones:
Informarte sobre diferentes revistas nacionales y internacionales.
Videos:
Disfruta de los mejores videos de pesca.
La pesca de la carpa en primavera

Después de finalizar el invierno, poco a poco comienza la actividad de la gran mayoría de los animales y la carpa tampoco es una excepción. Esto no significa que durante el invierno no se practica esta modalidad de pesca, pero por la dureza de la meteorología y por el descenso de la actividad de los peces, durante estos meses muchos pescadores no están preparados para afrontar este reto, pero sobre la pesca en invierno hablaremos en otro momento. Cuando finaliza el invierno y cuando comienza la primavera, dependerá en que latitud y altitud de España nos encontremos . En las zonas cercanas al litoral mediterráneo, con un clima mucho mas cálido, donde la temperatura en invierno son suaves, la primavera comienza antes que en el interior de la meseta, donde el clima es mucho mas rudo y el frío mas extremo. El inicio de la primavera de pesca se podría describir de la siguiente manera: durante la noche ya no se producen heladas fuertes y a medio día el sol comienza a calentar y podemos incluso estar en manga corta. Estas condiciones meteorológicas suelen darse en el interior del país a principios de marzo, según la dureza del invierno. Relacionando el clima con la temperatura del agua, se podría decir que a partir de una temperatura del agua de unos 10 grados los peces comienzan a estar activos. En algunos lugares la actividad de los peces no se rige por la temperatura del agua, si no por la actividad global de la naturaleza, dicho de otra manera :cuando los árboles comienzan a brotar y los insectos a estar activos, los peces están activos también, porque se adaptan al ritmo de la naturaleza. Podemos encontrarnos casos en los que un embalse que se abastece de aguas producidas por los deshielos, donde los peces están activos con temperaturas por debajo de los 10 grados, la razón es que el resto del ecosistema esta en funcionamiento y la carpa puede encontrar alimento procedente del exterior como por ejemplo insectos y frutos procedentes de los árboles. En otros lugares donde el agua es de procedencia termal, donde la temperatura del agua no baja de los 12 grados en invierno, los peces están inactivos. Una posible razón de esta falta de actividad, puede ser que no están contagiados por la euforia general de la primavera y el otro factor es la escasez de alimento procedente de fuera del agua, donde todavía rigen las leyes del invierno. Olvidando estas circunstancias especiales que se dan en algunos embalses, el mejor punto de orientación va a ser la temperatura del agua, como ya hemos comentado anteriormente parece ser que a partir de los 10 grados podemos hablar de una actividad real. La explicación de la baja actividad la podemos encontrar en que la carpa es un animal de sangre fría, como todos los animales de sangre fría necesitan el calor para poner en marcha su metabolismo. Las carpas que se alimentan en aguas frías necesitan un largo periodo de digestión. El largo periodo de digestión es debido a que las enzimas que están implicadas en el proceso digestivo con temperaturas tan bajas están prácticamente inactivas, los peces comen pero poco tiempo después están saciados. La pesca de la carpa en la península ibérica puede dividirse en las siguientes estaciones del año: la primavera comienza en Marzo y acaba a finales de Junio, el verano abarca entre julio y finales de septiembre, el otoño incluye parte de septiembre hasta finales de noviembre, el invierno de diciembre hasta finales de febrero.

MARZO :

Sobre todo a comienzos de Marzo la temperatura del agua suele estar bastante fría, durante esta época el periodo de actividad alimenticia es muy breve, poco intensa y a intervalos muy espaciados. Es un mes bastante irregular, las mejores condiciones de pesca se dan cuando durante varios días consecutivos se alcanzan temperaturas altas cercanas a los 18 grados y durante la noche el termómetro no baja de los 5 grados. Durante estos días de altas presiones( anticiclón) los mejores momentos de pesca suelen coincidir con las horas de mas calor, entre las 11.00 y las 15:00 h. La zona oeste de los embalses se suele dar muy bien porque es allí donde caen los primeros rayos de sol por la mañana y es donde antes se calienta el agua. Los peces se acercan a las zonas poco profundas donde la temperatura del agua es mas alta en busca de comida. Por la tarde es mejor pescar en zonas de sol, las zonas con sombra no se suelen dar bien por el día y tampoco por la noche. En esta época un cambio brusco de temperatura puede ser catastrófico, todavía mas cuando las altas y las bajas presiones se van alternando rápidamente. El viento es otro factor muy importante a tener en cuenta, cuando la temperatura del aire es inferior a la del agua, hace que se enfríe rápidamente el agua de la superficie. Si además es fuerte y produce oleaje el agua de la superficie se mezcla con el agua de las capas bajas produce un efecto muy negativo sobre el apetito de las carpas, que se refugiaran en zonas mas profundas donde las temperaturas son mas estables. Este fenómeno se nota especialmente en embalses de aguas poco profundas donde los efectos del aire frío son inmediatos. Los vientos procedentes del norte, fríos por el día y más aun durante la noche, con cielos rasos y con ausencia de lluvia, son nefastos. En esta época es aconsejable cebar en pequeñas cantidades, con alimentos de rápida digestión como el maíz, pellets, pienso bajo en grasa o boilies de calidad que llevan productos para hacer mas fácil la digestión. Para cebar en pequeñas cantidades podemos hacer uso de mallas solubles y de pellets. Si vemos que hay mucha actividad siempre estaremos a tiempo para cebar un poco mas. En embalses con poca presión pesquera normalmente los peces suelen preferir sabores dulces como fresa, scopex, plátano, whisky, etc..., tampoco nos podemos olvidar de los boilies de semillas como cañamón o los de comida para pájaros que dan muy buenos resultados en esta época del año.

ABRIL :

En el mes de abril cuando las noches comienzan a ser templadas y durante el día se registran temperaturas de 22 24 grados, los peces cada vez se desplazan por zonas menos profundas, que pueden variar entre los 2 y los 4 metros . Muchas veces podemos observarlas en superficie tomando un baño de sol. Cuando toman el sol no comen, pero es un buen momento para observar en que zona se mueven los peces. El agua suele registrar una temperatura entre los 12 y los 16 grados, con esta temperatura los peces están dentro de la fase de actividad normal, ingiriendo alimentos a lo largo de todo el día de una forma moderada. Los cambios en la presión atmosférica ya no influyen tanto en la pesca, a no ser que entre un frente frío que dure varios días consecutivos y que haga descender bruscamente las temperaturas. El viento caliente procedente del Sur o Sur oeste durante varios días, acompañado de nubes, típico de una situación de baja presión, con temperaturas nocturnas y diurnas suaves y estables, acompañadas a veces de lluvias suaves, estimulan a los peces y son muy propicias para obtener buenos resultados. El cebado durante este mes puede ser mas intensivo y podemos utilizar boilies normales, habas e incluso chufas en cantidades moderadas. Podemos empezar a utilizar cebos cárnicos, de harina de pescado y sabores mas fuertes.

MAYO :

Durante el mes de mayo se produce en la gran mayoría de los embalses el desove o la reproducción. Dependiendo del calor registrado en el mes de abril esta fecha se atrasara o se adelantara, pero normalmente no varia mas que en dos semanas en el mismo embalse. Este mes es el mes de la lotería, puede ser el mejor o el peor según los factores que vamos a explicar a continuación. Durante las semanas previas al desove los peces están hiperactivos, alimentándose en cada momento para tomar fuerza para el acto amoroso, durante estas semanas es muy fácil capturarlas, parece que solo piensan en comida y en sexo y se vuelven mas descuidadas. Los machos aumentan de peso por la cantidad de alimento que ingieren y las hembras además de engordar por el alimento, están llenas de ovas que pueden suponer mas de un 20% de su peso normal. Una hembra de 10kilos puede durante esta época llegar a pesar más de 12 kilos o sea es buena época para pescar una carpa record. Cuando comienza el desove las carpas dejan de alimentarse, el desove puede durar varios días incluso si hay cambios bruscos de meteorología alargarse varias semanas. Durante esta época se puede observar en las orillas con vegetación grupos grandes de carpas nadando juntas, encabezando el grupo una hembra perseguida por varios machos. Los machos empujan a la hembra contra la vegetación para que deposite los huevos, inmediatamente después los machos los fertilizan. El desove de todas las carpas no se produce simultáneamente, normalmente va por grupos de diferentes tamaños, pero la actividad general baja mucho. Una vez finalizado el desove comienza otra vez un periodo de gran actividad, toda la energía derrochada tienen que volver a recuperarla, en esta época comen bien, pero ya no son tan descuidadas comiendo. Si coincidimos con la fase previa del desove necesitaremos grandes cantidades de comida, será necesario salir a cebar varias veces al día, porque el apetito será insaciable, durante esta época las carpas no son muy selectivas con su cebo y comen todo lo que se les pone delante de las narices. Después del desove las carpas toman mucho alimento para recuperarse, pero son mas selectivas. Los boilies de AVN ( alto valor nutritivo) dan muy buenos resultados, si tenemos la posibilidad de acostumbrar previamente a los peces a este tipo de boilie, será nuestra gran oportunidad para triunfar.

JUNIO :

En el mes de junio las carpas continúan estando muy activas, pero a contrario que a principios de primavera, ahora la actividad de los peces se centra mas al amanecer y al anochecer. El comportamiento de los peces es igual que en el mes de mayo una vez finalizado el desove, comen bien pero son bastante mas precavidas. En el mes de junio varios días consecutivos con altas presiones, provocan una disminución de la actividad. Cambios bruscos de presión atmosférica, con precipitaciones fuertes y aire fuerte que provoque oleaje, son muy favorables porque enfrían algo el agua y le proporcionan oxigeno. Se puede cebar en grandes cantidades, pero a la hora de seleccionar el cebo es conveniente utilizar boilies de calidad, en esta época los peces tienen buen apetito pero son muy selectivos a la hora de alimentarse.

Los mejores momentos para la pesca.

Marzo : Durante el medio día y las horas de más calor.

Abril : Durante todo el día.

Mayo : Antes y después de la época de desove.

Junio : Al amanecer y al anochecer.

Los peores momentos para la pesca.

Marzo : En días fríos, sobre todo con aire frío.

Abril : Con la entrada de un frente frío.

Mayo : En la época de desove.

Junio : En varios días consecutivos de anticiclón.

El cebo y el cebado.

Marzo : Cebar poco y observar el comportamiento de los peces, siempre estaremos a tiempo de cebar algo más. Cebar con partículas de digestión rápida como el maíz. Preferiblemente cebos y boilies dulces con aceleradores de digestión.

Abril : Cebado normal, podemos hacer uso de todo tipo de partículas. Podemos comenzar a utilizar boilies cárnicos y de base harina de pescado.

Mayo : Podemos cebar en grandes cantidades, los peces tienen mucho apetito y no son muy selectivos. Un consejo muy practico es pescar con boilies de alto valor nutritivo.

Junio : Podemos cebar en grandes cantidades, es conveniente pescar con boilies de calidad los peces son mas selectivos a la hora de comer.

 

 

 

Podrás encontrar más información en el Federpesca Nº 65 de marzo 2002